Env�e esta p�gina del Poema XX Puedo escribir los versos mas tristes esta noche Pablo Neruda a un amigo
Puedo escribir los versos mas tristes esta noche


 •Home•   •Rubén Darío•   •PabloNeruda•   •Amado Nervo•   •Manue Acuña•   •Sor Juana Ines de la Cruz•   •Juan de Dios Peza• 
 •Nezahualcóyotl•   •Guillermo Aguirre y Fierro•   •Jose Asunción Silva•   •Federico Garcia Lorca•   •Manuel Gutierrez Najera• 
 •Gustavo Adolfo Becquer•   •Alfonsina Storni•   •Salomón de La Selva•   •Ramón de Campoamor• Enlaces poemas  • 


Pablo Neruda

Poema XX
Puedo escribir los versos m�s tristes esta noche



Puedo escribir los versos m�s tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: �La noche est� estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.�

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos m�s tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella tambi�n me quiso.

En las noches como �sta la tuve entre mis brazos.
La bes� tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo tambi�n la quer�a.
C�mo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos m�s tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

O�r la noche inmensa, m�s inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el roc�o.

Qu� importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche est� estrellada y ella no est� conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi coraz�n la busca, y ella no est� conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos �rboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cu�nto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su o�do.

De otro. Ser� de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como �sta la tuve entre mis brazos,
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque �ste sea el �ltimo dolor que ella me causa,
y �stos sean los �ltimos versos que yo le escribo.
 
 Yoyita
 
 


Poema I
Cuerpo de mujer blancas colinas,
Poema II
En su llama mortal la luz te envuelve
Poema III
Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebr�ndose
Poema IV
En la ma�ana llena de tempestad
Poema V
Para que tu me oigas
Poema VI
Te recuerdo como eras en el �ltimo oto�o,
Poema VII
Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes
Poema VIII
Abeja blanca zumbas -ebria de miel -en mi alma
Poema IX
Ebrio de trementina y largos besos
Poema X
Hemos perdido aun este crep�sculo
Poema XI
Casi fuera del cielo ancla entre dos monta�as
la mitad de la luna
Poema XII
Para mi coraz�n basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas
Poema XIII
He ido marcando con cruces de fuego
Poema XIV
Juegas todos los d�as con la luz del universo
Poema XV
Me gustas cuando callas porque estas como ausente
Poema XVI
En mi cielo al crep�sculo eres como una nube
Poema XVII
Pensando, enredando sombras en la profunda soledad
Poema XVII
Pensando, enredando sombras en la profunda soledad...
Poema XVIII
Aqu� te amo. En los oscuros pinos se desenreda el viento
Poema XIX
Ni�a morena y �gil, el sol que hace la frutas
Poema XX
Puedo escribir los versos m�s tristes esta noche
Canci�n desesperada
La infinata Pablo Neruda recitando su poesía  


Derechos Reservados 1976-2013 � Dr. Gloria M. S�nchez Zeled�n de Norris. Presione aqu� para comunicarse con la artista