Env�e esta p�gina del Poema II En su llama mortal Pablo Neruda a un amigo

Poema II En su llama mortal Pablo Neruda

Atelier Yoyita   Galer�a de Arte   Site Map   El estilo Renacentista  El Retrato   El Desnudo   Naturaleza Muerta   La Acuarela   El Paisaje   
Marinas   Pinturas Peque�as   Miniaturas   Animales y mascotas  Flores    Pintura Digital   Caricaturas   El Dibujo   
Autoretratos y otras pinturas  Imágenes del Sur   Imágenes de Europa  Imágenes de Latinoam�rica y el Caribe   Pinturas de Nicaragua   
Biografia   Declaraci�n Artistica   La Escultura   Contrapposto   Freedom Summer 1964   En Proceso   Artista trabajando   Radio en espa�ol  
Fotografia   Nicaragua   Rub�n Dario   El g�eg�ense o Macho Rat�n   A�adanos a sus enlaces   Enlaces   Sociedades de Inteligencia   
Podria ayudarme a arreglar esta pintura?   Podria ayudarnos a arreglar esta casa presidencial de Nicaragua?   Mississippi
   Katrina recursos en espa�ol   Katrina b�squeda de familiares     Arte Católica    Iconos


 •Home•   •Rubén Darío•   •PabloNeruda•   •Amado Nervo•   •Manue Acuña•   •Sor Juana Ines de la Cruz•   •Juan de Dios Peza• 
 •Nezahualcóyotl•   •Guillermo Aguirre y Fierro•   •Jose Asunción Silva•   •Federico Garcia Lorca•   •Manuel Gutierrez Najera• 
 •Gustavo Adolfo Becquer•   •Alfonsina Storni•   •Salomón de La Selva•   •Ramón de Campoamor• Enlaces poemas  • 


Pablo Neruda

Poema II
En su llama mortal la luz te envuelve...

En su llama mortal la luz te envuelve.
Absorta, p�lida doliente, as� situada
contra las viejas h�lices del crep�sculo
que en torno a ti da vueltas.

Muda, mi amiga,
sola en lo solitario de esta hora de muertes
y llena de las vidas del fuego,
pura heredera del d�a destruido.

Del sol cae un racimo en tu vestido oscuro.
De la noche las grandes ra�ces
crecen de s�bito desde tu alma,
y a lo exterior regresan las cosas en ti ocultas.
de modo que un pueblo p�lido y azul
de ti reci�n nacido se alimenta.

Oh grandiosa y fecunda y magn�tica esclava
c�rculo que en negro y dorado sucede:
erguida, trata y logra una creaci�n tan viva
que sucumben sus flores, y llena es de tristeza.

Poema II En su llama mortal Pablo Neruda  Yoyita



Poema I
Cuerpo de mujer blancas colinas,
Poema II
En su llama mortal la luz te envuelve
Poema III
Ah vastedad de pinos, rumor de olas quebr�ndose
Poema IV
En la ma�ana llena de tempestad
Poema V
Para que tu me oigas
Poema VI
Te recuerdo como eras en el �ltimo oto�o,
Poema VII
Inclinado en las tardes tiro mis tristes redes
Poema VIII
Abeja blanca zumbas -ebria de miel -en mi alma
Poema IX
Ebrio de trementina y largos besos
Poema X
Hemos perdido aun este crep�sculo
Poema XI
Casi fuera del cielo ancla entre dos monta�as
la mitad de la luna
Poema XII
Para mi coraz�n basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas
Poema XIII
He ido marcando con cruces de fuego
Poema XIV
Juegas todos los d�as con la luz del universo
Poema XV
Me gustas cuando callas porque estas como ausente
Poema XVI
En mi cielo al crep�sculo eres como una nube
Poema XVII
Pensando, enredando sombras en la profunda soledad
Poema XVII
Pensando, enredando sombras en la profunda soledad...
Poema XVIII
Aqu� te amo. En los oscuros pinos se desenreda el viento
Poema XIX
Ni�a morena y �gil, el sol que hace la frutas
Poema XX
Puedo escribir los versos m�s tristes esta noche
Canci�n desesperada
La infinata Pablo Neruda recitando su poesía  


Poema II En su llama mortal Pablo Neruda






Shop at Amazon.com!

Poema II En su llama mortal Pablo Neruda Derechos Reservados 1976-2013 © Dra. Gloria M. Sánchez Zeledón de Norris, Yoyita. Presione aquí   para comunicarse con la artista