Envíe esta página del poema Poeta Di paso por José Asunción Silva a un amigo

Poeta Di paso Jose Asuncion Silva

 Atelier Yoyita   Galeria de Arte   Sitemap   El estilo Renacentista   El Retrato   El Desnudo   Naturaleza Muerta   La Acuarela   El Paisaje   Marinas   Pinturas Pequeñas   Miniaturas   Animales y mascotas   Flores   Pintura Digital   Caricaturas   El Dibujo   Otras pinturas   Imágenes del Sur   Imágenes de Europa   Imágenes de Latinoamérica y el Caribe   Pinturas de Nicaragua   Biografía   Declaración Artística   La Escultura   Freedom Summer 1964   En Proceso   Artista trabajando   Radio en español   Fotografía   Nicaragua   Rubén Darío   El güegüense o Macho Ratón   Añádanos a sus enlaces   Enlaces   Sociedades de Inteligencia   Podría ayudarme a arreglar esta pintura?   Podría ayudarnos a arreglar esta casa presidencial de Nicaragua?   Mississippi   Katrina recursos en español   Katrina búsqueda de familiares  Learn to paint  

 •Home•   •Rubén Darío•   •PabloNeruda•   •Amado Nervo•   •Manue Acuña•   •Sor Juana Ines de la Cruz•   •Juan de Dios Peza•   •Nezahualcóyotl•   •Guillermo Aguirre y Fierro•   •Jose Asunción Silva•   •Federico Garcia Lorca•   •Manuel Gutierrez Najera•   •Gustavo Adolfo Becquer•   •Alfonsina Storni•   •Salomón de La Selva•   •Ramón de Campoamor• Enlaces poemas •

 

José Asunción Silva 

Nocturno El mal del Siglo Sonetos negros
Poeta, Di Paso Midnight dreams Juntos los dos
Triste    

Nocturno II
¡Poeta, di paso

¡Poeta, di paso
Los furtivos besos!...

¡La sombra! ¡Los recuerdos! La luna no vertía
allí ni un solo rayo... Temblabas y eras mía.
Temblablas y eras mía bajo el follaje espeso;
una errante luciérnaga alumbró nuestro beso,
el contacto furtivo de tus labios de seda...
La selva negra y mística fue la alcoba sombría...
En aquel sitio el musgo tiene olor de reseda...
Filtró luz por las ramas cual si llegara el día...
Entre las nieblas pálidas la luna aparecía...

¡Poeta, di paso
los íntimos besos!

Ah, de las noches dulces me acuerdo todavía!
En señorial alcoba, do la tapicería
amortiguaba el ruido con sus hilos espesos,
desnuda tú en mis brazos fueron míos tus besos;
tu cuerpo de veinte años entre la roja seda,
tus cabellos dorados y tu melancolía,
tus frescuras de virgen y tu olor de reseda...
apenas alumbraba la lámpara sombría
los desteñidos hilos de la tapicería.

¡Poeta, di paso
el último beso!

¡Ah, de la noche trágica me acuerdo todavía!
El ataúd heráldico en el salón yacía,
mi oído fatigado por vigilias y excesos,
sintió como a distancia los monótonos rezos!
Tú, mustia, yerta y pálida entre la negra seda,
la llama de los cirios temblaba y se movía,
perfumaba la atmósfera un olor de reseda,
un crucifijo pálido los brazos extendía
¡y estaba helada y cárdena tu boca que fue mía!

José Asunción Silva

Poeta Di paso Jose Asuncion Silva © Dra. Gloria M. Sánchez de Norris
 
 


Poeta Di paso José Asunción Silva Derechos Reservados 1976-2006 © Dr. Gloria M. Sánchez Zeledón de Norris. Presione aquí Poeta Di paso Jose Asuncion Silva  para comunicarse con la artista