Envíe esta página a una amigo



 Inicio   El estilo Renacentista   El Retrato   El Desnudo   Naturaleza Muerta   La Acuarela   El Paisaje   Marinas   Pinturas Pequeñas   Miniaturas   Animales y mascotas   Pintura Digital   Caricaturas   El Dibujo   Otras pinturas   Imágenes del Sur   Imágenes de Europa   Imágenes de Latinoamérica y el Caribe   Pinturas de Nicaragua   Biografía   Declaración Artística   La Escultura   Freedom Summer 1964   En Proceso   Artista trabajando   Radio en español   Fotografía   Nicaragua   Rubén Darío   El güegüense o Macho Ratón   Añádanos a sus enlaces   Enlaces   Sociedades de Inteligencia   Podría ayudarme a arreglar esta pintura?   Podría ayudarnos a arreglar esta casa presidencial de Nicaragua?   Mississippi   Katrina recursos en español   Katrina búsqueda de familiares     


 •Home•   •Rubén Darío•   •PabloNeruda•   •Amado Nervo•   •Manue Acuña•   •Sor Juana Ines de la Cruz•   •Juan de Dios Peza•   •Nezahualcóyotl•   •Guillermo Aguirre y Fierro•   •Jose Asunción Silva•   •Federico Garcia Lorca•   •Manuel Gutierrez Najera•   •Gustavo Adolfo Becquer•   •Alfonsina Storni•   •Salomón de La Selva•   •Ramón de Campoamor• 

Alfonsina Storni 

Alma desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos,
alma desnuda que angustiada y sola
va dejando sus pétalos dispersos.

Alma que puede ser una amapola,
que puede ser un lirio, una violeta,
un peñasco, una selva y una ola.

Alma que como el viento vaga inquieta
y ruge cuando está sobre los mares
y duerme dulcemente en una grieta.

Alma que adora sobre sus altares
dioses que no se bajan a cegarla;
alma que no conoce valladares.

Alma que fuera fácil dominarla
con sólo un corazón que se partiera
para en su sangre cálida regarla.
Alma que cuando está en la primavera
dice al invierno que demora: vuelve,
caiga tu nieve sobre la pradera.

Alma que cuando nieva se disuelve
en tristezas, clamando por las rosas
con que la primavera nos envuelve.

Alma que a ratos suelta mariposas
a campo abierto, sin fijar distancia,
y les dice: libad sobre las cosas.

Alma que ha de morir de una fragancia,
de un suspiro, de un verso en que se ruega,
sin perder, a poderlo, su elegancia.

Alma que nada sabe y todo niega
y negando lo bueno el bien propicia
porque es negando como más se entrega.

Alma que suele haber como delicia
palpar las almas, despreciar la huella,
y sentir en la mano una caricia.

Alma que siempre disconforme de ella,
como los vientos vaga, corre y gira;
alma que sangra y sin cesar delira
por ser el buque en marcha de la estrella.

Alfonsina Storni

 
 




Derechos Reservados 1976-20075 © Dr. Gloria M. Sánchez Zeledón de Norris. Presione aquí   para comunicarse con la artista