Envíe esta página de la declaración artística de Mauricio Rizo a un amigo

Arte Nicaragüense

Declaración Artística
Mauricio Rizo

Mauricio Rizo •  Retratos •  Alegorias •  Paisajes •  Paisajes II •  Bodegones MR • 
Curriculum •  Declaracion Artistica • The Last supper • Análisis de la obra de Rizo
Home • Arte Nicaraguense • Mauricio Rizo • Tacho Reyes • Yoyita • Carlos Masís • 
Fabiola De Armas • Rembrandt Studios • Ligia Zeledón Masís • Chepeleón Argüello • 
Palalán
 •  Marco Gonzalez Garland •  Carlos Montenegro • Silvia Zúniga • 
Mauricio Rizo

Todo comenzó cuando era apenas un niño, cuando empecé a ir a la escuela, cuado me dieron mi primer cuaderno y mi primer lápiz. ¡Que maravilloso! Recuerdo que cada vez que me daban un lápiz de grafito nuevo, lo olía incesantemente. ¡Que experiencia!


Ya en mi adolescencia, después de haber transitado por el dibujo y de alguna manera perfeccionarlo, experimenté con todo tipo de pintura, hasta llegar al óleo, que es el material con el que perfeccioné mi trabajo.


Experimente también con distintos temas, empezando con el retrato, siendo este mi aliado desde que empecé a dibujar y ya había hecho retratos con grafito y carboncillo, la figura humana, los barrios nocturnos, y el paisaje que es donde me he quedado, por que para mi el paisaje es un gran reto, creo además que si uno quiere aprender a pintar debe hacerlo pintando paisaje. También investigué la luz, vi en todos los trabajos de mis colegas que aunque eran verdaderas tesis de color, contraste, fuerza etc. No tenían aquello que yo ansiaba: “luz”, pero que con mi perseverancia y disciplina resolví.


El aspecto de la luz es muy complejo, un estado de luz principal, tiene su contraparte ó contra luz principal, esta se deriva en una serie infinita de mayor a menor, ó de la misma intensidad, las que dan origen al color, este a su vez se desprende en pequeños estados de color, que le dan a la obra terminada una poli-luminicencia, una policromía exquisita. Porque básicamente la obra es eso Luz, Color, ó luz y color, he ahí el objeto de mi pintura.


He pintado cada cuadro con especial cariño, los nocturnos, muros floridos, atardeceres, etc. Siempre escogí aquel momento apacible, cuando las luces del día se dan cita, cuando una releva a la otra, cuando se desaperciben, cuando se transparentan en sus colores casi imperceptibles y como gemas nacidas de la atmósfera, las atrapo con mi pincel humedecido, y las enjaulo en el haz de mi lienzo. Hice que ese momento me fuera personal, que se identificara conmigo, ya en los paisajes, retratos ó bodegones, y que mi mano guiara aquel pincel para escoger el color apropiado, el más cercano y hacer de la naturaleza una nueva creación.

Mi pintura está hecha con cada piedrita tropezada del camino, cada hoja, cada ramita, cada rayo de luz que en todos estos años he podido encontrar, cada camino polvoriento y transitado, y cada casa derruida por el paso del tiempo. Está dedicada o toda esa gente que los transita y las habita, y a toda esa gente que las adquiere y las aprecia.

Mauricio Rizo.

Pintor.
 


Mauricio Rizo © Arte Nicaraguense, Sitio Almacenado y Administrado por Yoyita